• Atascos en la Comunidad de vecinos

  • Los atascos de las tuberías de las comunidades son frecuentes, por lo que contratar un seguro que los cubra, viene bien.

    Las tuberías de las comunidades de vecinos pueden presentar atascos en cualquier momento, de hecho estos eventos son bastante habituales. La intervención inmediata es la única forma de evitar daños de magnitudes importantes como lo son las inundaciones.

    Frente a un atasco en un bajante general o en cualquier otra tubería comunitaria, el primer paso a seguir será poner en conocimiento al administrador de fincas que gestiona la comunidad. Algunos seguros incluyen entre las coberturas ofrecidas los servicios de desatascos y los daños derivados de estos eventos, por lo que de tenerla contratada, se deberá hacer la notificación pertinente a la aseguradora.

    ¿Cómo determinar si se está frente a un atasco de carácter particular o comunitario?

    La respuesta a esta interrogante es primordial antes de revisar las condiciones del seguro comunitario y proceder a informar el siniestro a la aseguradora. Aunque la lógica hace suponer que un evento que ocurre en un piso en particular deberá ser corregido a costa del propietario de esa unidad de vivienda, en tanto que el que tiene lugar en una tubería general correrá por cuenta de la comunidad de vecinos o del seguro en caso de tenerlo contratado, no siempre resulta tan sencillo discernir entre uno y otro.

    Los gastos de eliminación de los  atascos en los bajantes generales corresponden a la comunidad de vecinos, por cuanto conforme al contenido del artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal estos constituyen elementos comunes.  Los que tienen lugar en cualquier punto de la red de  tuberías que recoge las aguas servidas de las propiedades individuales y las conducen hasta los conductos generales, deben ser solventados por los particulares, dado que según el artículo 3 de la citada ley  estos constituyen elementos privativos.

    En ocasiones puede que las aguas servidas se devuelvan por los desagües de la casa y nos ocasionen daños en alfombras, muebles y demás enseres. Es allí cuando de inmediato recordaremos que tenemos contratado un seguro de hogar y procederemos a  llamar a la aseguradora. En esta situación puede ocurrir que nos llevemos una sorpresa, pues el perito puede determinar que el atasco se encuentra en la tubería principal, por lo que resolver la situación es un asunto que debe enfrentar la comunidad de vecinos.

    Si no existe un seguro comunitario este evento  puede ser un motivo de discordia entre los vecinos, de allí que siempre vale bien contratarlo para mantener la convivencia pacífica en la comunidad.

    No queremos dejar pasar esta oportunidad para recordar que más vale prevenir que lamentar, de allí que además de contratar el seguro de comunidad seguir los siguientes consejos será de gran ayuda para evitar estas situaciones:

    • No tirar por el retrete compresas femeninas, pañales desechables, bastoncitos de algodón ni toallitas húmedas

    Contratar regularmente un servicio de limpieza de tuberías como parte del mantenimiento periódico de los edificios bajo régimen de propiedad horizontal.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies