• ¿Cuándo contratar un perito judicial inmobiliario?

  • El perito judicial experto en el área inmobiliaria es el profesional que se encarga de llevar a cabo una valoración técnica y profunda sobre los inmuebles para conocer las causas, gravedad y alcance de los accidentes, siniestros y fallas que pueden presentarse en las edificaciones.

    Este experto también se conoce como el perito forense dado a que dispone de la capacitación y cualificación necesaria para aportar a información que se necesitan para esclarecer algún tipo de litigio judicial ya que la opinión de dichos expertos es altamente valorada por los tribunales para llevar a cabo sentencias.

    En lo que respecta a los peritos inmobiliarios judiciales se debe tener en cuenta que estos pueden ser de 2 tipos, los peritos inmobiliarios denominados judicialmente por los tribunales, y los peritos inmobiliarios judiciales que proponen las partes o una de las partes de un juicio en particular. Este último tipo de perito también se conoce como el perito de la parte en los litigios judiciales. Los 2 tipos destacados de peritos ejercen el mismo grado de influencia en la sentencia de un caso.

    Los mencionados peritos inmobiliarios judiciales deben emplear todas las herramientas, recursos y técnicas que se necesiten para aportar pruebas útiles para el caso en disputa. De esta manera el rol de dichos peritos es fundamental ya que custodian la verdad y ofrecen un punto de vista imparcial y totalmente objetivo sobre algún tipo determinado de incidente en un inmueble.

    Se ha vuelto cada vez más común la participación de dichos peritos en la resolución de juicios del ámbito inmobiliario, sobre todo lo referente a deudas ya que con la valoración del perito inmobiliario judicial el acreedor puede conocer cuáles son los activos del deudor, de esta manera dicho acreedor conoce a cantidad monetaria que puede obtener si decide llevar a cabo el juicio o si desea proceder con el embargo de bienes del deudor.

    Otra de las situaciones en las que resulta beneficioso contratar a un perito inmobiliario judicial es durante los tramites de un divorcio. El perito inmobiliario judicial está capacitado para tasar el valor del inmueble y de los bienes que comprende el matrimonio que se pretende disolver, de esta forma puede realizar un reparto de patrimonio equitativo. Esto resulta beneficioso para las partes del divorcio ya que evita los frecuentes conflictos que se presentan cuando la repartición no es realizada por un tercero que emplee la objetividad e imparcialidad necesaria para este trabajo.

    Finalmente, los servicios de un perito inmobiliario judicial también permiten resultan de gran utilidad en los tramites de compraventa de inmuebles puesto que este puede realizar la valorar las viviendas y asesorar sobre el proceso de adquisición.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies