• Cómo denunciar por ruido en una comunidad de propietarios

  • ¿Quién no ha tenido un vecino ruidoso? ¿Ese que no deja descansar porque taconea, da portazos o pone la música a todo volumen? Hasta es probable que hayas llegado hasta aquí buscando como denunciarlo.

    Si es así has dado con el lugar  correcto porque a continuación te contamos todo lo que debes saber para tomar acciones

    ¿Podemos denunciar?

    Es seguramente la primera pregunta que se cruza por la mente de quienes enfrentan este problema y la respuesta es un rotundo sí. Claro que habrá formalidades por cubrir y una de ellas es que el ruido  perturbe las horas de descanso.

    Las franjas horarias destinadas al sueño suelen estar definidas en las ordenanzas que tratan sobre la contaminación acústica, de hecho allí encontrarás la segunda condición para formalizar la denuncia, que el ruido exceda los límites máximos permitidos.

    ¿Cómo saber cuál es el nivel de ruido permitido?

     Seguro que tras la lectura del párrafo anterior quedaste preocupado porque aunque lo del horario obedece más o menos al sentido común, lo del nivel de ruido permitido es algo más difícil de determinar.

    Y sí, tienes razón…, pero tampoco es un asunto imposible de resolver dado que existen empresas acreditadas para medir el nivel de ruido mediante el uso de aparatos especializados, los sonómetros. Estos expertos conocen los máximos permitidos por las normativas y luego de las mediciones redactan un informe con los resultados que podrás acompañar a la denuncia. Te sorprenderá saber que si la misma prospera las multas pueden alcanzar cifras importantes.

    Pasos para denunciar

    El primer paso es acercarse al vecino ruidoso y sostener una conversación amigable, explicándole tu malestar y  buscando  el modo de acordar una solución. En caso que se resista a tratar el asunto o si persiste en su conducta entonces el siguiente paso será presentar la queja ante la Comunidad de Propietarios.

    Agotadas las dos vías conciliatorias si el problema no se resuelve y el ruido molesto sigue perturbando tu tranquilidad, entonces solo te quedará la vía judicial.

    Por supuesto que para ello debes tomar algunas acciones previas como por ejemplo solicitar los servicios de una empresa especializada en cuantificar las emisiones de ruido o llamar a la policía en el momento justo en el que vecino tenga su jaleo montado. Ambos elementos podrán ser usados como pruebas de la conducta irresponsable al momento de la denuncia.

    El Art. 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal expresa lo siguiente:

    “El Juez podrá acordar con carácter cautelar la cesación inmediata de la actividad prohibida, bajo apercibimiento de incurrir en delito de desobediencia. Podrá adoptar asimismo cuantas medidas cautelares fueran precisas para asegurar la afectividad de la orden de cesación”. 

    Donde presentar la denuncia

    Existen tres modalidades de presentación del reclamo:

    Recurso administrativo:

    Consiste en la notificación por escrito al Ayuntamiento correspondiente a tu lugar de residencia, explicando la situación y las molestias que te ocasiona.

    Recurso Judicial:

    Que se orienta a la obtención de una indemnización por los daños que la emisión de ruidos te ha generado

    Recurso Penal:

    Es la vía a seguir para la denuncia cuando el nivel de ruido sea tan perjudicial que te haya generado algún padecimiento crónico de salud. La presentación de testigos que den fe de la situación que has tenido que soportar y de pruebas de la enfermedad  suelen ser necesarias.

    Sanciones por la emisión de ruido

     El control de la emisión de ruido es un asunto de ámbito municipal por lo que no hay un criterio único respecto a las sanciones aplicables. Los montos de las  multas son variables, dependen de cada Ayuntamiento; pero lo que sí es bastante común es que atiendan a la gravedad de la falta y a sus consecuencias

    Para hacernos solamente una idea señalaremos que hay ciudades donde las faltas leves se sancionan con multas que alcanzan los 750 euros, en tanto que las graves pueden llegar a implicar el pago de un importe de 3.000 euros.

    ¿Asombroso verdad? Te aseguramos que una vez que el vecino ruidoso de una comunidad de vecinos esté en conocimiento de las consecuencias que le puede acarrear el ser denunciado por su conducta impropia, será bastante más receptivo al acuerdo amistoso.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies