• ¿Qué hacer cuando se tiene problemas con los vecinos?

  • El uso de una propiedad residencial se encuentra regulados por una serie de normativas que han de cumplirse para mantener una óptima convivencia entre vecinos y evitar los conflictos y problemas. Las comunidades de vecinos de la actualidad se encuentran integradas por un heterogéneo grupo de propietarios de diversas etnias, clases económicas, culturas, edades y corrientes ideológicas, por lo que a pesar de dichas diferencias es vital que a pesar de las diferencias se mantenga la paz, el respeto y el entendimiento en pro del bienestar de la comunidad.

    Ahora bien, es indudable que en algún momento estas comunidades tengan algún tipo de conflicto dado a las diferencias anteriormente descritas por lo que es necesarios saber cómo proceder si se está presentando algún tipo de problema con un vecino.

    ¿Cómo se resuelven los conflictos entre propietarios o vecinos?

    • Evalué el problema: Debemos siempre considerar las diferencias que existen entre todas las personas que integran una comunidad, por lo que si tenemos un conflicto con un vecino por el estilo de vida del vecino es necesario considerar si el vecino está de acuerdo con el nuestro.
    • Indague antes de efectuar una modificación: Muchos problemas vecinales se deben a que uno de los vecinos comienza una obrad de construcción para remodelar su inmueble, generando molestias al resto de la comunidad. Para evitar este problema se deben revisara las clausulas y horarios establecidas en la comunidad para los procesos de construcción e igualmente se debe advertir al resto de la comunidad del inicio de las obras.
    • Dialogue con sus vecinos: Comente a sus vecinos sus planes de efectuar una obra en su propiedad o de realizar cualquier tipo de evento que pueda generar molestias al resto de la comunidad, ya que de esta forma se obtendrá una consideración importante.
    • Entable relaciones con sus vecinos: Participe o realice algún tipo de actividad en la que se vean involucrados sus vecinos, de esta forma se refuerza la relación entre los vecinos y se evitan muchas rencillas.
    • Reconozca cuales son las limitaciones de su vivienda: Debes saber que los derechos de tu propiedad finalizando donde comienza el de otro vecino, por lo que es importante que tengas en cuenta los límites de tu inmueble y no los sobrepases.

    ¿Cómo ser un buen vecino para prevenir los problemas?

    • No todos los problemas son demandables: La mayoría de las comunidades disponen de herramientas de mediación tales como los servicios de un administrador de fincas que puede rápidamente mediar entre los vecinos en conflictos para obtener una resolución extrajudicial y amistosa del problema.
    • No generes problemas: Todas las actividades dentro de una comunidad de vecinos se encuentran reguladas los estatutos establecidos en las misma, donde se detallan límites con respecto al ruido, limites horarios para actividades, prohibiciones de ciertas acciones y las responsabilidades de cada vecino, por lo que para evitar cualquier tipo de conflictos en necesario respetar estas normativas.
    • Ten en cuenta los tribunales para reclamos menores: Existen tribunales específicos para los problemas menores y de poca gravedad que se presentan entre los vecinos. No obstante, hay que tener en cuenta que dichos tribunales poseen un límite de dinero reducido para las demandas.

    ¿Debo contar con un abogado para solucionar un conflicto con un vecino?

    Muchos de los conflictos o problemas que tenemos con un vecino en particular puede ser resueltos sin tener que solicitar la asesoría y los servicios de un abogado experto en las propiedades horizontales, sin embargo, la necesidad de disponer de los servicios de este profesional dependerá de la gravedad del conflicto.

    Ahora bien, si hemos intentado dialogar y mediar con el vecino problemático y dichos intentos han resultado insatisfactorios, el próximo paso será acudir a la vía judicial y en caso de no querer tener la responsabilidad de representarse ante la corte, el servicio de un abogado puede resultar muy útil.

    Tener la asesoría de un abogado no supone tener que pagar una cantidad ominosa de dinero en honorarios o tener que recurrir obligatoriamente a los tribunales, ya que este profesional puede igualmente ofrecerte una solución extrajudicial a través de una asesoría oportuna basada en las normativas que rigen las comunidades de vecinos y además puede negociar un acuerdo con el vecino en disputa para resolver de forma rápida y sencilla este tipo de problemas.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies