• ¿Qué debo hacer si tengo humedades en mi vivienda?

  • Los inmuebles en los que residimos poseen una compleja estructura y son diseñados teniendo en cuenta normativas específicas para su construcción, no obstante, estas regulaciones suelen cumplirse a cabalidad en el momento en que se diseña el edificio y posteriormente puede no cumplir con las mismas dado al deterioro normal de las infraestructuras. Uno de los factores que genera mayores problemas en cuanto a deterioro y daño en la infraestructura de un edificio es la humedad, un problema muy habitual de las comunidades de vecinos o propietarios.

    La humedad en un edificio se puede presentar en una zona o espacio común, o como es habitual, en el piso de un propietario, lo que lleva plantearse de quien es la responsabilidad de responder por dicho problema, de toda la comunidad o solo de dicho propietario. Antes de aclarar este punto primero conozcamos cuales son los tipos de humedad existentes.

    Humedad y sus tipos

    • Por capilaridad: Estas son el tipo de humedad que aparece en las partes declives o bajas del inmueble, es decir, las que están en contacto cercano con el piso o suelo. En las paredes se apreciarán como rugosidades con forma de cristal y causarán el conocido desconchado del recubrimiento o del recubrimiento o la pintura con forma de nube.
    • Por filtración: Estas pueden aparecer en paredes, pero sobre en aquellos sectores en donde se juntan dos o más materiales diferentes. Por lo común apare debajo del suelo y tienen un patrón característico de chorretones, es decir una macha que progresivamente se expande hacia abajo o hacia un lado.
    • Por condensación: Estas son las humedades que se generan por el natural mecanismo de condensación del agua, por lo que es necesario que exista una fuente de temperatura que genere dicho cambio del estado del agua, por ello, aparece en las paredes de cocinas, estufas o baños en forma de puntitos provocados por las gotitas de vapor del agua.

    Causas y solución de los problemas de humedad:

    • Capilaridad: Generalmente esta humedad causada por capilaridad suele deberse a una filtración de agua desde el suelo y que asciende hasta las paredes gracias a los poros existentes en las paredes, por lo que al humedecerse la estructura del muro se despende consecuentemente la pintura. En este caso la solución puede obtenerse al implementar un aislante en las paredes para posteriormente añadir la capa de pintura y por supuesto, solucionar cualquier drenaje o tubería defectuosa que este ocasionando la filtración.
    • Filtraciones: Dado a que como se mencionó anteriormente este problema se precipita en los muros ubicados cerca del nivel de la tierra, piso o suelo, el problema es causado por la humedad del terreno o la tierra. Nuevamente, la solución para dicho tipo de humedad es emplear materiales aislantes en los muros, sin embargo, también es recomendable diseñar sistemas de desagüe o drenaje subterráneo que evite la presencia masiva de agua en el terreno para prevenir las filtraciones.
    • Condensación: En este caso puede haber dos tipos de causas de la humedad por condensación. Lo más habitual es que la causa esté relacionada con un aislamiento de baja calidad en ventanas y cerramientos, por lo que permite que la temperatura externa afecte al interior del inmueble y provoque condensación y vaporización del agua. La otra causa de la humedad en cuestión es una ventilación inapropiada del inmueble que ocasione una concentración importante de vapor de agua dentro de la vivienda. La solución en este caso se basa en mejorar la ventilación del inmueble e incorporar mejores sistemas de aislamiento térmico en ventanas y cerramientos.

    ¿Quién debe responder por los daños por humedad en las comunidades de propietarios o vecinos?

    En este caso se debe diferenciar si el problema de humedad es provocado por u elemento privativo, es decir, un elemento que pertenece a un propietario, o si por el contrario es provocada por un elemento en común entre los propietarios, lo que significa que les pertenece a todos y por ende todos deben tienen responsabilidad por el mismo.

    En el caso de que el problema de la humedad lo ocasione un elemento privativo, el propietario del mismo tendrá que responder por los costes e reparación, sin embargo, si este inconveniente es ocasionado por un elemento en común de los propietarios, toda la comunidad tendrá que asumir de forma conjunta la reparación y demás gastos generados por los daños generados por la humedad.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies