• ¿Quién paga si rompen mi buzón?

  • Una pregunta frecuente es quien debe hacerse cargo de la reposición de un buzón si este sufre una rotura.

    Tal inquietud no es de extrañar pues a menudo las comunidades de vecinos son objeto de vandalismo resultando sus fachadas pintadas o los intercomunicadores y buzones destrozados.

    Si bien es cierto que el paso de los años pasa factura a los buzones, no es esta la situación a la que haremos referencia en este texto, sino más bien a aquellos que han sido forzados o que han resultado deteriorados en su aspecto o impedidos de cumplir su función por la conducta de algún vándalo.

    Comencemos por responder una inquietud que hoy en día muchos nos hacemos y no es otra si aún persiste la obligatoriedad de tener un buzón.

    Haciendo un poco de historia encontramos que el  Decreto de 18 de enero de 1962 obligaba a la instalación de estos elementos en los portales. A esta primera normativa se fueron añadiendo otras resaltando la Ley de Edificación, que lo considera un requisito para obtener la habitabilidad del inmueble y la Ley del Servicio Postal Universal que establece el derecho a tener acceso a la correspondencia.

    Estos instrumentos legales recogen las disposiciones en cuanto al uso, características  y demás requisitos de  instalación de los buzones, pero no es necesario hacer un curso ni dirigirse a Correos para cumplirlas pues cualquiera de las empresas dedicadas a esta actividad se mantienen perfectamente al día respecto a donde deben situarse, cuales deben ser sus dimensiones o como deben numerarse.

    ¿Es el buzón de correos un equipamiento común?

    Un asunto que genera muchas dudas es si el buzón es un equipamiento común o no. Y no es de extrañar que así sea puesto que por lo general están sujetos a una fachada o pared de las áreas comunes de la edificación, aunque el uso sea de carácter particular. Tampoco ayuda el hecho que la Ley de Propiedad Horizontal no haga referencia a ellos o que el Código Civil al citar las cosas comunes incluya las antenas y los porteros pero no mencione a los buzones.

    Dos condiciones apuntan sin embargo a la respuesta correcta, los buzones son elementos comunes, y lo son por estar ubicados en un área común de la edificación y por el hecho de ser obligatoria su instalación. Lo que si no cabe duda es que el uso es privativo, de allí las discrepancias respecto a quien debe atender el mantenimiento y la reposición.

    ¿Quién cubre el mantenimiento, reparación y reposición de los buzones?

    Aclarar el panorama supone diferenciar entre si los deterioros y destrozos  han afectado a todos los buzones o si tan solo han dañado algunos en particular. Esta diferenciación obedece a que la conservación del estado de cada buzón corresponde al dueño del inmueble al que le ha sido asignado, en tanto que la reposición o reparación del conjunto de buzones  es una tarea que debe asumir la comunidad de propietarios conforme a lo aprobado en la junta de vecinos.

    En síntesis, la instalación de nuevos buzones para todos los propietarios, ya sea  por deterioro o vandalismo, corre por cuenta de la comunidad de vecinos, en tanto que si por mala suerte es solo el nuestro el que ha resultado afectado, su restitución o reparación  correrá a cuenta de nuestro bolsillo.

    ¿Los seguros cubren la reparación del buzón?

    Esta es la pregunta que se hacen quienes ya están claros respecto a quien corresponde la reparación de los buzones dependiendo de si afecta a un solo buzón o al conjunto de los de la edificación. Pero para saber si el seguro cubrirá la reparación o reposición de ser el caso, es necesario además que el deterioro del o los buzones obedezca a razones no previstas o que deriven de un hecho accidental.

    Si fueron varios los buzones afectados entonces la Comunidad de Vecinos podrá solicitar la cobertura del seguro multiriesgos, siempre y cuando hayan tomado la previsión de contratarlo. Lo más probable es que así sea pues no es nada raro como ya mencionamos al comienzo, que alguien pasado de tragos o queriendo hacerse el gracioso ante sus amigos cometa estos actos delincuenciales.  En estos casos los sistemas de video vigilancia son de gran utilidad para tratar de identificar al responsable.

    Si únicamente ha sido un buzón el afectado la situación cambia completamente; sin embargo aún  cabría la posibilidad que la póliza de hogar contratada por el particular afectado cubra la reparación del daño, pero ello dependerá del condicionado.

    Finalmente si solamente un buzón en particular es el que ha resultado dañado y no es producto de un ataque repentino sino que el deterioro deriva de la falta de mantenimiento y el descuido, entonces la reposición o reparación deberá asumirla el propietario del piso al cual corresponda el buzón.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies