• ¿Quién tiene que pagar los gastos de los garajes?

  • Un debate que suele presentarse en las comunidades de propietarios está relacionado con la obligación que existe entre los vecinos de costear los gastos de mantenimiento del garaje, ya que es bien sabido que este espacio no suele considerarse como un espacio común en muchos edificios.

    Inicialmente debemos definir si el garaje de un edificio forma parte de la propiedad comunitaria junto a las viviendas o si este se entiende como una comunidad aparte y diferente. Para conocer este dato debemos remitirnos a las escrituras y estatutos de la comunidad de propietario en la que residimos.

    En muchas comunidades el garaje forma parte de la misma y se encuentra detallado en las escrituras junto a la cantidad de viviendas que conforma toda la propiedad horizontal. Cuando no se da el caso anteriormente descrito, el garaje se considerará una subcomunidad o una comunidad diferente.

    Las comunidades que posee garajes para las viviendas establecen un porcentaje de participación por dicho elemento, teniendo en cuenta que la suma de los garajes y de las viviendas debe consumar el cien por ciento de la participación en la propiedad. De esta manera, basándose en tales cuotas o porcentajes se establecen los gastos que cada propietario debe pagar por el mantenimiento de las zonas o espacios comunes, lo que significa que, a mayor participación, mayor será la cuota de mantenimiento del propietario.

    Ahora lo que debemos saber es si es considerado el mantenimiento del portal del garaje o de las instalaciones en general de dicho espacio como el mantenimiento de una zona común. Si es considerado común el garaje, toda la comunidad está obligada a pagar las cuotas de mantenimiento del mismo.

    ¿Qué dice el Código Civil sobre los garajes?

    Al constituir la comunidad muy pocas veces se establece en los estatutos cuales son los elementos comunes del edificio, ya que se limitan a basarse en el artículo número 396 del conocido Código Civil en donde se detallan que son y cuáles son los espacios comunes. Ahora bien, el problema se basa en que dicho artículo a pesar de que se enumeran varios ejemplos de elementos y espacios comunes, no se menciona expresamente los garajes.

    Aunque no está expresado en el artículo en cuestión, es necesario tener en cuenta que dicha regulación es de tipo “numerus apertus” lo que significa en el ámbito legal que en el artículo se están citando una serie de ejemplos, pero a pesar de no ser mencionados, pueden existir más ejemplos que no han sido descritos para no extender el artículo. Esto significa que cabe la posibilidad legal de considerar el garaje como una zona común entre los vecinos.

    Por lo anteriormente mencionado, muchas comunidades de vecinos optan por modificar los estatutos comunitarios para agregar una regulación en la que se determine que el garaje es un elemento común del edificio, y de esta manera se repartiría entre los propietarios la responsabilidad de asumir de forma proporcional los gastos en el mantenimiento del garaje.

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies